24 de abril de 2009

Cultura Decó: La Cartuja de Sevilla

Muchas veces perdemos de vista que, en decoración, los detalles son importantísimos. Una de mis grandes pasiones dentro de la decoración es recibir en casa y vestir la mesa. Creo que, desde hace muchos años, sueño con poder tener un día una vajilla y una cristalería de esas que hacen época. ¿Qué os parecería tener una vajilla de rancio abolengo?... Hoy, en Cultura Decó: La Cartuja de Sevilla.

La historia de La Cartuja de Sevilla comienza con la familia Pickman que ya en el s. XX se dedicaba a la exportación desde Inglaterra de loza y cristal a España teniendo sucursales en las ciudades con puerto de mar, a través de los que accedía más fácilmente al comercio con el interior. En el año 1822, Charles Pickman llega a Cádiz para continuar con el negocio iniciado por su hermano William fallecido el año anterior. La actividad empresarial de Charles Pickman continuó siendo la comercialización de los productos fabricados en Inglaterra y que tenían buena salida en el mercado español de la época.

Aprovechando la desamortización de bienes eclesiásticos de Mendizábal, en 1841 instaló la fábrica de loza en el interior del monasterio cartujo de Santa María de Las Cuevas, hecho que vinculará los nombres de Pickman y La Cartuja de Sevilla hasta nuestros días. Desde la fundación de la fábrica en 1841, se implantaron procedimientos nuevos de origen extranjero que exigían plantas industriales tan diferentes como alejadas en concepción de los obradores cerámicos tradicionales de Triana, muy próximos al monasterio de La Cartuja.

Charles Pickman estableció métodos fabriles novedosos como la importación de materias primas extranjeras, el empleo intensivo del molde, el uso de maquinaria especializada como los brazos mecánicos y las prensas de estampación para los decorados, el trabajo de operarios especialistas ingleses y toda la experiencia ceramista del fundador que supuso el éxito inicial de la fábrica.

Un hito importante en cuanto a reconocimiento de la calidad de los productos elaborados por la fábrica se produce en el año 1871 cuando La Cartuja de Sevilla es nombrada Proveedora de la Casa Real por Amadeo I de Saboya quien concede posteriormente -en el año 1873- el título de Marqués de Pickman al fundador de Pickman La Cartuja de Sevilla, por su destacada aportación a los procedimientos industriales.

La calidad y estilo de los productos de La Cartuja de Sevilla han avalado a la fábrica como proveedor de las principales casas reales y aristocráticas, que han visitado la fábrica sucesivamente -Isabel II (1862), Alfonso XII (1873), Regente María Cristina (1892), Alfonso XIII (1904).

Las formas, decorados y colores característicos, comenzaron desde la fundación a crear un estilo propio que se ha convertido en la principal seña de identidad de La Cartuja de Sevilla. Hoy en día, fieles al compromiso adquirido hace más de siglo y medio, La Cartuja de Sevilla continúa ofreciendo a los consumidores más exigentes, las piezas ornamentales y conjuntos de mesa, donde se unen la más alta calidad de fabricación con el estilo tradicional y personalidad propia de los productos.

Para terminar y, a modo de curiosidad, os traigo hasta "Menos es Más" una pieza que me ha llamado la atención. La Cabeza Frenológica de Cubí. Que... ¿Qué es una cabeza frenológica? "Una cabeza frenológica es una representación de la teoría frenológica, del siglo XIX, que afirmaba que existía una relación entre las funciones intelectuales y el caracter del hombre,y ciertas áreas concretas del cerebro.La cabeza, por tanto, presenta diferenciadas las zonas del cráneo junto con el mombre en latín de la función que representa(p.ej, memoria, amabilidad, concentración, individualidad)" Esta foto que véis arriba es la cabeza frenológica reeditada en una serie limitada en conmemoración del 125 aniversario de la muerte de D. Mariano Cubí, y los 160 años del primer encargo de la misma a La Cartuja de Sevilla.

10 comentarios:

Teresa dijo...

Me encantan estas vajillas!las recuerdo en mi casa de toda la vida.Mi madre era una fanatica de estas cosas(como poco hay en mi casa 10 modelos diferentes de vajillas....)

http://rebuscandoenelarmario.blogspot.com/

Akuka dijo...

Desde luego son muy características, aunque reconozco que no me entusiasman, no todas me gustan.
Gracias por toda esa información Mejo.
Buen fin de semana. Bss

Delikatissen dijo...

Como te lo curras Mejo! Gracias x la info... son auténticas obras de arte!
Besos y buen finde!

Natalia dijo...

A mí me gusta mucho verlas en casa de amigos, pero tampoco son de mis favoritas. Reconozco que son maravillosas. Que gracia lo de la cabeza.

masqueorganza dijo...

me has dado de lleno...me encantan,yo tengo la verde y mi madre la negra y mi capricho es sin duda,poder comprarme el modelo bellavista,me parece divina.
un beso

Ana Trigo dijo...

¡Me encantan! Son preciosas y superelegantes. Hace años que sueño con una en verde. Algún día...

Fabiola dijo...

hola sabes visito otros blog donde la mayoria de los usuarios son españoles y la mayoria no le gustan las vajillas la cartuja por ser recargado y otras cosillas más te digo a mi me encanta son verdaderas obras de arte y tienes varios diseños como por ejemplo la blanca que esta divina y colores, me encantaria tener una en mi hogar definitivamente saludos ,tienes un blog muy interesante ..faby

yolanda dijo...

De ahhhlala, siempre me han encantado las vajillas tipo inglés,así que me ha gustado mucho tú entrada.
Buen fin de semana

Tina { Luphia Loves... } dijo...

love blue & white china! :)

Tremenda Miranda dijo...

woow, me encanta el estampado cartujano; de hecho la cartera que tengo por enseñaros está hecha con una tela así, parece el mismo estampado que el de los jarrones!!!!!!!!!!
Gracias again por tu comentario guapa!! ;-)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...